Blogia
Blog-Aula de Jose Mari Balsalobre (Investigatia)

eVIHtalo

eVIHtalo

 

En términos generales todos sabemos lo que es el Sida. Pero ¿crees que con eso sabes todo acerca de él? La respuesta es no. Cuando hablamos de personas enfermas de Sida ¿sabemos realmente qué es lo que les ocurre? Esta enfermedad no se limita sólo a los aspectos más elementales que todo el mundo conoce. No todo el mundo sabe que los afectados por ella pasan por tres etapas: la infección primaria, infección intermedia e infección avanzada; y que son afectados por enfermedades oportunistas, las verdaderas causantes de los síntomas.

En referencia a su origen existen muchas teorías, ninguna comprobada, como puede ser la que sostiene que esta enfermedad ha existido desde siempre; la que afirma que el virus se originó en chimpancés; otra que asegura que nos fue traspasado a través de la ciencia médica; o incluso las que creen que fue creado como un arma biológica para la guerra fría o de los nazis. Si hay algo que la mayoría de la gente sí conoce de esta enfermedad es la forma de transmisión, a través de cuatro fluidos corporales: sangre, flujos vaginales, semen y leche materna; mediante tres vías de contagio: sexual, sanguínea, y de madre a hijo.

Una vez contagiados, no existe cura para el Sida, pero sí existen tratamientos que permiten a los afectados hacer de ella una enfermedad crónica y mejorar su calidad de vida. Estos tratamientos son principalmente la terapia de primera línea, la terapia de segunda línea (HAART) y la terapia de tercera línea.  En estas terapias se incluyen medicamentos como los inhibidores nucleósidos, inhibidores de la proteasa o de la integrasa, inhibidores de la entrada o fusión e inhibidores no nucleósidos de la transcriptasa inversa; todos ellos cumplen la función de reducir la replicación del VIH. Pero no son las únicas terapias, ya que existen otros como pueden ser la terapia de reserva de medicamentos, el tratamiento genético o la suspensión estructurada del tratamiento, que están todavía en desarrollo, o las terapias alternativas, que carecen de rigor científico. Entre las terapias alternativas se incluyen técnicas como la acupuntura o la quiropráctica entre otras.

En ocasiones, a pesar de iniciar un tratamiento, el paciente no comienza a experimentar  las mejoras que se esperaban, esto puede ser debido a un fracaso virológico o inmunológico, o a un empeoramiento clínico del paciente. Por otro lado, se encuentra la parte más vergonzosa de la enfermedad, la discriminación que sufren los afectados, aquella que la gente prefiere ignorar aunque se trate de algo grave y común tanto en países subdesarrollados como desarrollados. Esta discriminación se puede observar en áreas como en el trabajo, en la salud, en el ocio, etc.

En último lugar presentamos la situación actual de la enfermedad, con alrededor de 39,5 millones de personas que viven con VIH en el mundo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres